Cabezal Standback News #1
 
Título de sección "Temas de salud"

Novedades terapeúticas contra el LUPUS

El Lupus Sistémico, también denominado LES o Lupus, es a una enfermedad crónica en la cual un sistema inmunológico anormal genera anticuerpos contra los propios tejidos y órganos (autoanticuerpos) con capacidad de dañarlos y alterar su función. Se trata de una enfermedad con un alto impacto en la calidad de vida de quienes la padecen.

Salud

"Quien sufre una enfermedad crónica y auto inmune como el lupus se enfrenta a una realidad compleja. Por eso es muy importante estar informado ya que cuanto más sabés, mejor enfrentas la enfermedad. Los pacientes mejoran notablemente su calidad de vida cuando acceden a un buen diagnóstico y tratamiento preciso", dijo Teresa Cattoni, Presidenta de la Asociación de Lupus Argentina (ALUA).

Si bien no existen datos oficiales, en Argentina se estima que unas 28.000 personas (1 en 1500) padecen varias formas de lupus, entre ellas el Lupus Eritematoso Sistémico (LES) el más común y más serio de todos los tipos, que afecta aproximadamente al 70% de los pacientes. Se suele diagnosticar entre los 15 y 45 años y el 90% de las personas afectadas son mujeres. Aunque también puede afectar a hombres y niños.
La causa de Lupus es desconocida. Sin embargo, se han identificado factores que pueden desencadenar la enfermedad: pubertad o embarazo y exposición al sol entre otros.
Los síntomas son muy variados y la evolución suele transcurrir con "brotes" seguidos por periodos durante los cuales esos síntomas están controlados. Las manifestaciones clínicas pueden presentarse simultánea o consecutivamente y los más comunes incluyen:

• Fiebre recurrente sin evidencias de infección asociada u otra causa que la explique
• Dolor en las articulaciones (a veces con hinchazón) y músculos
• Fatiga permanente
• Erupciones cutáneas de distinto tipo que predominan en áreas expuestas al sol
• Anemia y debilidad
• En casos severos compromiso de órganos internos, como el riñón.
• Úlceras o erosiones en mucosas (por ejemplo en la cavidad bucal)


En relación a los síntomas de esta patología la Dra. Alejandra Babini, vocal titular de la Sociedad Argentina de Reumatología y Jefa del Servicio de Reumatología en el Hospital Italiano de Córdoba considera que: "El Lupus es complicado. Puede ser cíclico, lo que significa que pueden haber períodos en que los síntomas no son muy notorios, o períodos de tiempo en que se agudizan y son más severos, conocidos como exacerbaciones. En algunas instancias, el lupus puede entrar en remisión, en que los síntomas pueden mejorar durante meses o incluso años. Sin embargo, la remisión completa es poco común"

Diagnosticar Lupus puede resultar difícil. En promedio, se tarda cuatro años y la consulta con tres médicos diferentes antes de que los pacientes reciban un diagnóstico correcto. Esto se debe a que los síntomas a menudo imitan otras condiciones, varían en gran medida de persona en persona, y pueden cambiar con el tiempo. Comúnmente se utilizan varias pruebas de sangre para ayudar a diagnosticar Lupus, incluidas pruebas de anticuerpos anti-ADNdc y antinucleares y niveles complemento, pero actualmente no existe una prueba única.
Del mismo modo, actualmente no existe una cura para Lupus. Sin embargo, existe una variedad de diferentes medicamentos que pueden ayudar a aliviar muchos de los síntomas. Los pacientes reciben medicamentos inmunosupresores para controlar la actividad de la enfermedad, el sistema inmunológico y minimizar las complicaciones. Sin embargo, la toxicidad de los tratamientos y los efectos adversos son altos. Nos referimos a drogas antiinflamatorias no esteroides, corticoides e immunosupresores.
La meta actual del tratamiento es controlar la actividad de la enfermedad y minimizar las complicaciones, mientras se equilibra el daño de los efectos secundarios y la toxicidad del tratamiento.
Actualmente, existe una nueva alternativa terapéutica para el tratamiento de Lupus Eritematoso Sistémico (LES) lo que representa la primer terapia específicamente aprobada y desarrollada para pacientes con LES en más de 50 años. Se trata de un anticuerpo monoclonal, totalmente humano con un mecanismo de acción dirigido que bloquea una de las causas subyacentes de esta enfermedad. Actúa uniéndose a la proteína estimulante de linfocitos B (BLyS) e inhibiendo su actividad biológica, que se cree es importante en la producción de anticuerpos que atacan y destruyen tejidos del propio cuerpo. Está indicado como tratamiento complementario en pacientes adultos con lupus eritematoso sistémico activo con autoanticuerpos positivos y con alto grado de actividad de la enfermedad a pesar del tratamiento estándar.

En relación a este avance la Dra. Joan Merrill, Jefa del Programa de Investigación en Farmacología Clínica en la Oklahoma Medical Research Foundation y Profesora de Medicina en la Universidad de Ciencias de la Salud de Oklahoma mencionó: "El objetivo actual del tratamiento en lupus es controlar la enfermedad y minimizar el daño en órganos internos, con medicamentos que tengan la menor toxicidad posible. Esta alternativa ha demostrado ser eficaz en el control de la enfermedad con un perfil de efectos secundarios similar a placebo."

Fuente de información: GlaxoSmithKline y Human Genome Sciences


Logo StandBack News

Es una producción de GP Prensa y Comunicaciones
Contacto: editora@standback.com.ar
  Desarrollado por Logo CocoaGroup